Esports: el origen de los deportes electrónicos y el circuito competitivo de videojuegos – La República Perú

0
51


De ser considerado una moda a tener el respeto de las empresas más poderosas del mundo. Los deportes electrónicos son competencias de videojuegos que reciben a los mejores jugadores a nivel internacional, con el fin de definir al equipo o proplayer más destacado de cada título. Actualmente, estos torneos mueven millones de dólares, ya que el circuito competitivo gamer es, posiblemente, el formato de de entretenimiento con mayor apoyo por parte de los fanáticos y organizaciones de renombre.
Tan rentable es introducirse a este tipo de negocio que, incluso, figuras públicas que sobresalen en otras disciplinas han optado por invertir en este rubro. Y no es para poco, pues, por ejemplo, la fuente de información y análisis del mercado de videojuegos, Newzoo, afirmó que la industria de los esports superó en 2021 los US$ 1.000 millones en ingresos, en gran parte debido a la incorporación de sponsors.
Incluso, la fiebre por esta práctica ha conllevado a que países potencia como Japón creen el instituto Esports Koutou Gakuin, su primera escuela especializada en deportes electrónicos que inicia sus clases este 2022. Pero, ¿cómo se dio inicio a todo este rubro tan exitoso? En esta nota desarrollaremos los primeros años de los esports y el trayecto que emprendieron para ser lo que hoy conocemos.
Muchos podrían creer que el primer tipo de enfrentamientos en una consola podría ser en base al alto puntaje que se alcance en un videojuego o según el menor tiempo de partida que demoró alguien para superar un título. No obstante, la comunidad gamer de antaño valoraba más el versus directo dentro de una plataforma en condiciones iguales.
Hace 50 años, precisamente en 1962, Steve Russel fue el encargado de desarrollar Spacewar, un videojuego que permitía jugarse desde un ordenador PDP-1, en el que dos jugadores manipulaban dos naves para batirse a duelo, a fin de destruir la otra con el menos daño posible. Al poco tiempo, la Universidad de Standford notó la popularidad que tenía este título en su alumnado joven, por lo que apostó por introducirlo en sus olimpiadas deportivas.
No fue hasta 1972 que la institución educativa celebró por primera vez en la historia una competición de este videojuego, a la cual llamaron “Olimpiadas intergalácticas”, la cual tendría como premio para el primer lugar una suscripción anual a la revista Rolling Stone. Este acontecimiento sería la base para un área exitosa que, con el paso del tiempo, iba ganando cada vez más reconocimiento
Si bien Spacewar era bastante atractivo para la época, fue una entrega que se limitó a torneos de manera amateur en Estados Unidos. Por ello, se tuvo que esperar hasta la siguiente década para que un organización o compañía grande se incline por este formato.
En 1980, Atari no tuvo problemas para popularizarse a nivel internacional, por lo que la empresa realizó y patrocinó lo que sería el primer Campeonato de Space Invaders, que algunos medios denominaron como la ‘Superbowl de Space Invaders’, se celebró en diferentes estados, pero tuvo su sede principal en Nueva York donde se albergó más de 10,000 jugadores de todo el país.
A Nintendo no le bastaba con ser la salvadora de los videojuegos durante la crisis de 1983, ya que siempre quisieron sobresalir y revalidar su posición dentro de la historia gamer. El siguiente paso dentro de los esports lo daría la gran N, que, a inicios de los años 90?s, festejó la primera edición del Nintendo World Championship, la cual no se festejó en Japón, sino que la empresa, al ver el fanatismo de los americanos por sus títulos más famosos, optó por tener su sede en Estados Unidos.
Con presencia en 29 ciudades, los usuarios se medían entre ellos por medio de la consola NES, para ver quién era el mejor en los juegos de Super Mario Bros., Tetris y Rad Racer. Cabe mencionar que, en el caso del videojuego protagonizado por el fontanero, el campeón se decidía según el menor tiempo en pasar el juego; es decir, aquí tendríamos el primer vistazo a lo que serían los eventos de ‘speedrunning’.
Hasta aquí, los esports ya eran una práctica consolidada, pero tuvieron que llegar los títulos en 3D para reafirmar este buen momento. Efectivamente, los versus intensos dentro de Wolfenstein 3D, Doom y Doom 2 a mediados de los 90?s dieron pase a riñas multitudinarias para los apasionados de los shooters, que son actualmente el principal tipo de juegos dentro de los deportes electrónicas.
En 1996, gracias a Quake se desarrollaba el primer modo multijugador a grande escala, pues fue en ese año cuando se probaron las primeras partidas por medio de conexión a Internet; no obstante, meses después, ID Software colaboró para que se realice el primer torneo oficial en la era de los esports en la red.
El nuevo milenio inició con todo, y nada pudo parar el inminente éxito de los esports, pues Starcraft, Counter Strike y la primera versión de Dota permitirían a que la comunidad gamer crezca exponencialmente en todo el mundo. Lo demás ya es historia pura y podemos vivirla hoy en día con eventos como el The International, que en 2021 premió con más de 18 millones de dólares al primer puesto.
Ahora, incluso los esports se llegan a niveles inimaginables, como, por ejemplo, utilizar las hojas de cálculo de Microsoft Excel como una plataforma para organizar campeonatos de programación. Asimismo, un factor que ayudó a viralizar los deportes electrónicos fue la decisión de figuras públicas por ingresar al mundo gaming, puesto que tras los streams del Kun Aguero y la fundación de su equipo profesional KRÜ, más deportistas se unieron a esta movida.
Boletines
Recibe los boletines de LR
Google News
Recibe las noticias en Google News

source