Visa y Mastercard siguen intentando censurar el hentai

0
36
La conocida plataforma de venta de doujinshi, DLSite, ha anunciado que suspenderá temporalmente el uso de tarjetas de crédito Visa y Mastercard en su servicio. Aunque se describe como una suspensión temporal, no se ha proporcionado una fecha específica para su levantamiento. La compañía matriz, EISYS, anunció la suspensión a través de su sitio web, pero no entró en detalles sobre por qué se suspendieron esas tarjetas en particular ni cuándo se levantará la suspensión. La empresa se disculpó con sus clientes por las molestias causadas y sugirió el uso de tarjetas alternativas como JCB y American Express mientras tanto.

DLSite fue fundada en 1996 como una tienda especializada en la venta de doujinshi y otras obras de fans. Desde entonces, el sitio ha expandido su oferta y ahora incluye videojuegos, ASMR y otro software además de solo doujinshi y manga. Recientemente, habían modificado las etiquetas para algunas categorías (por ejemplo, “incesto” y “lolicon”) con la esperanza de satisfacer a sus procesadores de pagos. Sin embargo, parece que estos cambios no fueron suficientes para evitar la suspensión de Visa y Mastercard.

La reciente suspensión del uso de tarjetas Visa y Mastercard en DLSite no solo es un inconveniente para los usuarios, sino que también destaca una problemática más amplia: la influencia de las empresas financieras multinacionales en la industria del contenido para adultos en Japón. Este movimiento de DLSite, aunque se presenta como una suspensión temporal, parece ser una respuesta directa a las presiones ejercidas por estas empresas para censurar ciertos términos y contenido considerados problemáticos.

En los últimos años, las empresas de servicios financieros como Visa y Mastercard han amenazado con retirar sus servicios a plataformas que no cumplan con sus estándares de contenido. Esto ha llevado a una situación en la que estas plataformas se ven obligadas a hacer cambios, incluso si eso significa censurar o modificar su contenido para cumplir con las demandas de estas empresas.

Esta situación plantea preguntas importantes sobre la libertad de expresión y la autonomía de las plataformas en línea. ¿Hasta qué punto deben las empresas financieras multinacionales influir en el contenido que se puede acceder y consumir en Internet? ¿Deberían tener el poder de dictar qué términos y temas son aceptables y cuáles no?

Si bien es comprensible que estas empresas tengan políticas para evitar la financiación de actividades ilegales o moralmente cuestionables, la línea entre la protección y la censura a menudo se vuelve borrosa. La suspensión de DLSite es un recordatorio vívido de las complejas dinámicas en juego entre la libertad de expresión, la regulación del contenido y el poder de las grandes corporaciones en el mundo digital.

Fuente: Yahoo! News

source