G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2x16GB 6000 MHz CL30 – Review

0
68

Luego de haber analizado las memorias G.Skill Trident Z5 Neo DDR5 de 7200 Mhz junto con un Core i9-13900K y una motherboard Z790 de alta gama, lo cual fue todo una odisea debido a los problemas de incompatibilidad entre fabricantes de memorias y motherboards, en esta oportunidad G.Skill nos acerca otro kit de memoria DDR5, pero de 6000 Mhz y certificados para la tecnología EXPO de AMD (el equivalente de XMP en AMD) para sus motherboards AM5.

G.Skill nos envió el kit F5-6000J3038F16GX2-TZ5NR, que está constituido por dos módulos de memoria DDR5 de 16GB de 6000 Mhz del segmento Trident Z5 Neo RGB con timings extremadamente ajustados (30-38-38-96). Cabe mencionar que también hay otras variante del mismo modelo con timings ligeramente más altos como 32-38-38-96 y 36-36-36-96, pero dado que la diferencia es apenas de 1 o 2 dólares en tiendas como NewEgg, lógicamente aquellas que estamos analizando aquí (CL30) son la mejor opción.

Para aquellos que no estén al tanto de las DDR5, estas debutaron en el mercado de PCs para escritorio cuando Intel lanzó su 12ª generación de procesadores con arquitectura Alder Lake en noviembre del 2021. Si bien las memorias DDR5 supondría un gran salto de rendimiento debido a la duplicación de su ancho de banda, sus latencias son mucho más altas que sus predecesoras, de modo que la diferencia en muchos juegos no es tan notoria. Cuando se lanzó la 13° generación de procesadores Intel, se lanzaron kits de velocidades superiores a 6800 Mhz.

Las velocidades actuales de las DDR5 van desde 4800 Mhz hasta 8600 Mhz para los módulos de 24 GB (y 4400 para los módulos de 32GB) y por el momento el kit 2×16 de 6000 Mhz parece ser el estándar «barato» para juegos. Lógicamente, los resultados son mejores a medida que se aumenta la velocidad y se reducen las latencias.

Esta última puede ser de hasta CL30 en módulos de 32GB, mientras que en los módulos de 16GB hasta CL32, aunque esto solo sucede en modelos premium de ciertas marcas (como el kit 2×16 de G.Skill que son de 6400 Mhz con CL32) que cuenta con voltajes que incluso superan el estándar de DDR4 de 1.35v (o el del kit en cuestión que requiere 1.40v).

A lo largo del análisis probamos varios benchmarks sintéticos para exprimir cada byte de lectura y escritura que las Trident Z5 Neo RGB de 6000 Mhz pueden ofrecer, ya sea con sus valores de fábrica o con un overclock a 6400 Mhz obtenido apenas subiendo el voltaje base de las memorias. También agregamos algunos juegos con respecto a los ya comparados en nuestro análisis del Core i9-12900K con DDR4, ya que previamente habíamos utilizado una motherboard con chipset H610, y ahora hemos usado una Z790 con DDR4 y otra con DDR5.

En cuanto a su estética, las Trident Z5 RGB presentan un diseño parcialmente heredado de las DDR4 RGB, pero con modificaciones y materiales que las hacen definitivamente más atractivas y estilizadas que sus predecesoras.

Como la mayoría de los kits de memorias, las Trident Z5 RGB DDR5 de G.Skill se presentan en una compacta caja que incluye un blister con ambos módulos de memoria. En el frente se observa el diseño de las memorias en sus dos colores disponibles, mientras que en el dorso se pueden todos los detalles técnicos sobre el kit.

Además de mostrarse el modelo del kit, la capacidad, velocidad de las memorias y sus timings (ya sea a través del blister o de la gran etiqueta), más abajo se indica la compatibilidad RGB con los diferentes fabricantes de motherboard y su sistema integrado de RGB (Mystic Light de MSI, AURA Sync de Asus, RGB Fusion de Gigabyte y Polychrome RGB de ASRock), que nos permitirá sincronizar los LEDs de las memorias. Contrario a otras o memorias, no se encuentra un código QR en la caja para acceder a detalles adicionales en la página de G.skill sobre dicho kit de memoria.

Una vez abierta la caja, nos encontramos con los dos módulos de memorias, un sticker de G.Skill y una tarjeta (en inglés) con instrucciones sobre cómo colocar las memorias y qué hacer en caso de que tengamos problemas con las mismas.

Los módulos en sí consisten en una placa de circuito negra con un disipador del mismo color, fabricado en aluminio anodizado. De un lado se encuentra el logotipo de G.Skill junto con las siglas DDR5, RGB y la mención del segmento premium Z5 RGB. El nombre del producto impreso en el medio con letras blancas, mientras que del otro lado tenemos la información del código del kit y el número de serie, junto con los timings y el voltaje que se utiliza al activar el perfil EXPO (CL30-38-38-96 @ 1.35V).

Las G.Skill Trident RGB DDR5 tienen una altura de 43 mm incluyendo los gold finders, mientras que conectadas en la placa madre mide 43mm (lo ideal es que no superen los 40 mm). Dado que son memorias de alto perfil, la altura no será un problema para aquellos que utilizan waters coolers, pero sí lo será en caso de tener algunos sistemas de refrigeración por aire muy robustos, tales como el Corsair A500 o el Noctua NH-D14.

En caso de que ocupen solo dos módulos en la placa madre (necesarios para el Dual Channel), no tendrán inconveniente con modelos de coolers como el ID-Cooling SE-226-XT ARGB, que es el que usamos y se muestra en la segunda foto en la sección de hardware utilizado.

Como mencionamos previamente, G.Skill ha mejorado el aspecto del segmento con respecto a las DDR4 para darle una estética más elegante y fina, con curvas más sutiles en contraste a los bordes rectos de las DDR4.

Tras remover el disipador de calor, podemos ver que cada DIMM cuenta con ocho circuitos integrados (2GB por IC) para cada módulo de 16 GB, cuya velocidad de JEDEC es de 4800 MHz. El pad térmico cubre toda la longitud de la memoria como también el PMIC, lo cual ayuda a reducir las temperaturas, sobre todo a la hora de overclockear.

La iluminación RGB no es demasiado brillante y, aunque la transición de color no es la más sutil que hemos visto hasta ahora, sigue siendo llamativa. La iluminación RGB recorre toda la parte superior de los módulos ofreciendo una visión de 120 grados. Debajo del plástico blanco translúcido encontramos 5 LEDs direccionables configurables desde la BIOS y/o los software de cualquier de los otros fabricantes de placas madre mencionados.

Tipo de memoria: DDR5
Factor de forma: U-DIMM
Colores: Negro / Blanco
Capacidad: 2x16GB
Velocidades: 6000 MT/s
Latencias: CAS 30-38-38-96
Voltaje de operación: 1.35V
Temperatura de operación: De 0°C a 90°C
Dimensiones (Largo x Ancho x Alto): 144.2 x 46 x 7 mm
Peso: 59g cada módulo
Garantía: De por vida.

Tipo de PMIC: 0D=8H35N
Iluminación: LEDs RGB de 120°
Iluminación: Zona única / multizona Multizona dinámica
Latencia SPD: 42-40-40-77
Velocidad SPD: 4800 MHz
Voltaje SPD: 1.10 V
Compatibilidad: AMD AM5
Difusor de Calor: Aluminio
Formato de memoria del paquete: DIMM
Perfil de Desempeño: AMD EXPO
Pin de memoria del paquete: 288

Además de los ya mencionadas variantes CL30-38-38-96, CL32-38-38-96 y CL36-36-36-96 para el modelo de 6000 Mhz (con modelos de 2X32 GB manteniendo los mismos timings en algunos casos), G.Skill también ofrece un kit de 6400 Mhz (no presente en la imagen) pero con timings más altos (CL32-39-39-102). Por supuesto, también está la clásica línea Flare sin RGB sin timings muy similares, para aquellos que no les interese la estética.

A continuación enumeramos la lista de benchmarks utilizados (tanto sintéticos como de juegos) y las placas madre y procesador que hemos utilizado. Todos los benchmarks de juegos fueron ejecutados en 1080p con todos los detalles al máximo incluyendo ray tracing (en los juegos que lo soportan) para evitar diferencias de resultados demasiado dispares al obtener una tasa alta de cuadros por segundo -aunque en ciertos benchmarks de juegos terminamos teniendo resultados inconsistentes de todos modos.

Ya que es algo recomendado por la guía para reviewers por parte de Nvidia, hemos dejado activado el Game Mode de Windows 11, como también la opción programación de GPU acelerada por hardware (hardware-accelerated GPU scheduling), que ayuda a reducir la latencia y mejorar el rendimiento. Ambas se encuentran activadas por defecto en Windows 11.

Si bien el kit de memoria en cuestión está diseñado para funcionar mejor en motherboards AM5 de AM5, solo contamos con otro kit EXPO de Teamgroup, también de 6000 Mhz, de modo que el rendimiento es prácticamente muy similar, aunque obviamente el kit de G.Skill es mejor por sus timings mucho más bajos y ajustados. Por esa razón, comparamos este kit CL30 de G.Skill en la plataforma Intel activando su respectivo perfil EXPO.

Mother Gigabyte Strix Z790-E Gaming WiFi
Mother Gigabyte Z790 AERO G
Mother Asus Strix Z790-A Gaming WiFi D4
Procesador Intel Core i9-13900K
G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 [Negras]

7-Zip 23.01
7-Zip 23.01 (OC)
Aida64 6.90.6500
Aida64 6.90.6500 (OC)
Blender 3.6.4
Handbrake 1.6.1

Assassin’s Creed Valhalla
Assassin’s Creed Valhalla (OC)
Far Cry 6
Far Cry 6 (OC)
Forza Horizon 5
Marvel’s Guardians of the Galaxy

Además de la compatabilidad para controlar el RGB de las memorias mediante la BIOS o el software de cada fabricante de placas base ya mencionados (Mystic Light de MSI, AURA Sync de Asus, RGB Fusion de Gigabyte y Polychrome RGB de ASRock), GSkill cuenta con su propia herramienta llamada ‘Trident Z Lighting Control’ que, como indica su nombre, permite cambiar la iluminación de los modelos Trident Z con RGB.

Encontraremos los clásicos efectos de oleada, arcoiris, colores estáticos en los ocho LEDs RGB de las memorias, ciclos de colores, cometa y más, pudiendo alterar en algunos perfiles la velocidad o la dirección de los LEDs.

Mediante el software de Gskill, las memorias también se puede sincronizar con Razer Chroma a través de la aplicación Razer Synapse 3. Por supuesto, aquellos que no quieran ningún tipo de iluminación la pueden apagar por completa, mientras que aquellos que disfruten de escuchar música, pueden hacer que las Trident Z se sincronicen con las melodías que suenan en nuestra PC, pudiendo personalizar los colores de los 8 LEDs, su brillo, amplitud y dirección.

Para medir el rendimiento de las memorias G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30, utilizamos las últimas versiones de algunos de los más populares benchmarks sintéticos, tales como 7-Zip (compresión y descompresión), Aida64 (lectura, escritura, copia y latencia), Blender (renderizado de imágenes) y Handbrake (codificación de video).

La herramienta de benchmark de 7-Zip arroja un resultado en GIPS (instrucciones de gigas por segundo) promedio entre las 10 pasadas de compresión y descompresión. En algunos sitios verán un resultado total en GIPS (que es básicamente el total de compresión y descompresión dividido por 2, pero aquí verán ambos en forma individual.

Considerando sus timings mucho más bajos, era de esperarse que las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 estuvieran bastante por encima de las memorias de 6000 Mhz de Teamgroup en el test de compresión.

El benchmark de la suite AIDA64 arroja resultados de lectura, escritura, copia y latencia para las memorias. Dado que en los primeros tres benchmark un mayor resultado es mejor, y en el de latencias mientras menor sea el número es mejor, hemos hecho dos resultados por separado.

Si bien la velocidad de lectura se basa en los mhz de las memorias, vemos que las .Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 están nuevamente por encima del kit de Teamgroup de 6000 Mhz. La diferencia no es muy amplia, pero está.

En el test de latencia, las memorias de Gskill tomaron la delantera una vez más por sobre el kit de 6000 Mhz de Teamgroup debido lógicamente a los timings más bajos.

En Blender, el software de creación de gráficos y renderizado, que arroja un resultado en segundos, las memorias G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 están prácticamente a la par de las memorias de 6200 mhz, dado que la carga general la hace el procesador. La diferencia con otros kits, incluso con DDR4, es igual de mínima.

Asimismo, en Handbrake, un software de transcodificación de archivos de audio y video, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 tardaron apenas un segundo menos que los demás kits de 7200 Mhz e igualando a los kits DDR5 de 6000 Mhz (EXPO) y 6200 Mhz (XMP 3.0) de Teamgroup.

Como ya habíamos anticipado en nuestro review de procesadores de Intel y AMD, la diferencia entre DDR4 y DDR5 en juegos por el momento no es muy amplia, de modo que la relación precio-rendimiento por el momento no se justifica, mucho menos para memorias de más de 6000 mhz.

En la última iteración de la saga de los encapuchados, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 está a la par de los kits de 6000, 6200 y 7200 Mhz de Gskill y Teamgroup, mientras que las demás memorias (ya sean DDR4 o DDR5), apenas arrojan uno o varios FPS menos.

Como ya habíamos mencionado en otros análisis, los resultados que arroja la última iteración de la serie Far Cry, sufren una degradación de rendimiento con cada benchmark consecutivo. Por esa razón, nos quedamos con el primer resultado obtenido con cada memoria.

Debido a que Far Cry 6 aprovecha más la velocidad y latencia de las DDR5, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 logran aventajar al kit de 6000 y 6200 Mhz de Teamgroup por 1 FPS, quedando lejos de los kits de 7200 de G.Skill y Teamgroup por la diferencia de frecuencia que es bastante grande.

Con resultados sumamente consistentes, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 lograron igual a los kits de 7200 Mhz de G.Skill y Teamogrup, superando a los kits de 6000 y 6200 Mhz de esta última. No obstante, incluso comparando estos resultados con memorias DDR4 de 2666 mhz, la diferencia es mínima.

En Marvel’s Guardian of the Galaxy, otro benchmark muy consistente a la hora de probar diferentes componentes, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 logran una vez más igualar los kits de 7200 Mhz de G.Skill y Teamgroup.

Debido a que los chips de A-Die de SK Hynix cuentan con gran margen de overclock, pudimos subir las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 aplicando el siguiente overclock: 6400 Mhz @ 30-38-38-96-2T @ 1.4v.

Para alcanzar el overclock a 6400 Mhz, no tuvimos que incrementar el voltaje del controlador de memoria como tampoco los voltajes VDD y VDDQ para obtener resultados estables tanto en benchmarks sintéticos como en juegos. Si bien se recomienda no superar los 1.5v por una cuestión de temperatura (y por consiguiente de inestabilidad, a menos que tengamos un muy bien airflow), el overclock, como siempre, depende mucho de cada chip, y en este caso, considerando que los módulos son de 6000 Mhz, las temperaturas fueron bastante bajas a pesar de las memorias no cuentan con un pad térmico en el PMIC.

Con esto en mente, las temperaturas en reposo no superan los 35°c mientras que con overclock sin ningún ventilador agregado pueden llegar a 65°c durante los tests sintéticos, lo cual es un punto justo ya que no superan los 70°c (lo cual sucederá si aplicamos un overclock más agresivo). Dado que los beneficios del overclock son poco provechoso para 24/7 y las temperaturas se ven incrementadas drásticamente, definitivamente no vale la pena querer subir las memorias a más de 6400 Mhz y/o reduciendo más aún los timings, ya que para esto es necesario subir las memorias a 1.5v y a menos que tengamos un excepcional flujo de aire, no vale la pena el riesgo.

Con el overclock a aplicado a 6400 mhz, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 lograron grandes resultados en 7-Zip tanto en compresión como en descompresión (pero la diferencia más amplia lógicamente siempre se pone en evidencia en compresión).

Una vez más, con este perfil de overclock, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 obtuvieron un significativo salto de rendimiento en todos los tests de AIDA64 estando overclockeadas a 6400 mhz, reduciendo aún más la latencia.

En juegos, como era de esperarse, el salto de 6000 a 6400 MHz no hizo una gran diferencia, pudiendo observarse 1 FPS adicional al aplicar el perfil de overclock mencionado. Quizás no sea mucho, pero todo suma.

Al igual que en Assassin’s Creed Valhalla, el overclock de 6000 a 6400 Mhz en Far Cry 6, dio como resultado dos FPS adicionales.

Los resultados hablan por sí solos. Teniendo en cuenta sus timings tan bajos y ajustados, no resulta extraño que las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 estén a la par en rendimiento en juegos a los demás kits de 7200 Mhz. Por supuesto, en los benchmarks sintéticos la diferencia de MT/s queda en evidencia.

El resultado lógicamente radica en la diferencia de la velocidad con respecto a los demás kits, pero no quedan dudas de que las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 son una mejor opción de rendimiento out-of-the-box si ya tienen una motherboard Z790 y un Core i9-13900K o están pensando en armar una PC con una motherboard AM5 y un Ryzen 7 7800X3D, que por el momento sigue siendo la mejor opción para juegos por su su excepcional rendimiento en juego, consumo, temperatura y precio.

Además, las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2×16 GB 6000 MHz CL30 no tienen un costo alto como lo tenían apenas salieron las primeras DDR5, cuyos kits de gama alta en ese entonces (de 6200-6600 mhz) costaban 300 dólares o más. Sin ir más lejos, en sitios como Amazon o NewEgg, este kit de 6000 mhz se puede conseguir por 118 dólares y ha llegado a estar a US$ 110 en ofertas, así que dista de ser algo costoso hoy en día.

En cuanto a su precio y rendimiento con respecto a las DDR4, no hace falta saber mucho para darse cuenta que las DDR5 todavía están bastante verdes y por el momento no se aprovechan en juegos como debería, incluso con overclock (ya sea bajando aún más los timings o subieron la frecuencia). Es cuestión de esperar a que más desarrolladores sepan aprovechar el ancho de banda de estas nuevas memorias, pero nunca está de más tenerlas para otras tareas habituales de una PC (como copia o escritura de archivos).

En definitiva, si están buscando memorias DDR5 con buena estética y un rendimiento sólido y estable tanto para Intel como para AMD, este fantástico kit de G.Skill es una excelente opción para estar cubiertos a futuro. Su costo está acorde a las prestaciones que ofrece y la estética que presenta, y no tengo dudas que esta marca y sus productos en poco tiempo lograrán ocupar una gran cuota del mercado latinoamericano.

Eso sí, antes de comprar ya sea este o cualquier kit DDR5 de más de 6400 Mhz (aunque 6400 es lo máximo que ofrece G.Skill por ahora para AM5), primero revisen la compatibilidad con placas madres tanto en las correspondientes páginas de estas últimas como en este caso también en el sitio web de G.Skill para luego no tener experiencias amargas. Las primeras memorias DDR5 para AM5 estaban lejos de ser estables, pero G.Skill con este kit de 6.000 Mhz ha perfeccionado los timings para ofrecer la más sólida performance sin tener que preocuparnos por la estabilidad del sistema. Sin dudas uno de los mejores kits para AM5 del mercado, más ahora que están a menos de 120 dólare, mientras que apenas salieron costaba 1/3 más.

Este análisis de las G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2x16GB 6000 MHz CL30 fue realizado con un sample proporcionado por G.Skill.

G.Skill Trident Z5 Neo RGB DDR5 2x16GB 6000 MHz CL30 – Review

Diseño100%

Construcción100%

Rendimiento100%

Overclock90%

Precio90%

Compatibilidad90%

Lo bueno:

  • Rendimiento sólido y estable acompañado de una gran estética con RGB.
  • Costo actual muy accesible.
  • Garantía de por vida.

Lo malo:

  • Se aprovechan muy poco en juegos.
  • La altura puede ser un problema en caso de utilizar coolers por aire.
  • Costo bastante alto en Argentina.

95%Nota Final

Puntuación de los lectores: (2 Votes)

98%

source