El fanservice es necesario, afirman en TRIGGER

0
40
Los creadores de la popular serie de anime “Kill la Kill“, de Studio Trigger, han presentado un interesante argumento a favor del descarado fanservice de la serie, alegando que es un componente esencial tanto del medio como de la propia serie para el destino de la humanidad.

El medio japonés Febri habló con el guionista de “Kill la Kill”, Kazuki Nakashima, y el director, Hiroyuki Imaishi. Mientras Nakashima bromeaba diciendo que las escenas de miradas en la bañera estaban probablemente prohibidas hoy en día salvo por una buena razón, como que la vida de un personaje estuviera en juego, esbozó su opinión sobre el fanservice de forma algo más seria:

  • «Estamos haciendo una obra comercial, así que queremos que el público lo vea. No me importa si dicen: ‘No lo entiendo’, pero no quiero que se sientan innecesariamente incómodos. Por otro lado, si hacemos la obra completamente estéril, la gente se va a ‘des-acostumbrar’ a este tipo de contenido y morirá. Por lo tanto, hay una forma de pensar que dice que debemos atrevernos a asumir el estigma y enseñar este tipo de cosas al público».
Fanservice

Mientras Imaishi y Nakashima reían, este último continuó: «Lo hacemos con la alta aspiración de que “esto es necesario para que los seres humanos se vuelvan inmunes”. Nunca seremos apreciados por ello, pero estamos dispuestos a salir en desgracia por el bien de la humanidad. Hay una forma de hacerlo con ese tipo de sentimiento (risas)». Imaishi añadió: «Sea como fuere, no quiero perecer si puedo evitarlo».

“Kill la Kill” fue la primera serie de anime televisada de Studio Trigger y uno de los animes más populares de la última década. Representó el comienzo de una serie de obras originales, y Trigger es ahora bien conocido por mantener una estética coherente de arte suelto y dinámico en todos sus animes. Sus títulos incluyen la popular “Darling in the FranXX”, “Cyberpunk: Edgerunners”, “Kiznaiver”, “Little Witch Academia” y la actualmente en emisión “Delicious in Dungeon” en Netflix.

Fuente: Febri

source