Animador expone los bajísimos salarios en Japón

0
70
Ya es un dato bien conocido que la industria del anime está siendo constantemente acusada de ofrecer bajos salarios a sus trabajadores, y están obligados ya sea a tener un segundo trabajo (si es que tienen el tiempo suficiente), vender por Internet (vender ilustraciones, pues) o de plano seguir pidiendo apoyo de sus padres mientras se esfuerzan al máximo para subir escalones en la empresa y conseguir aumentos.

Aunque esto ya es conocido, pocas veces un animador ha mostrado su nómina (es decir, sus recibos de pago) y “?? (@ebinoyu)” decidió romper el silencio y mostrar el dinero que recaudó por participar en una producción de anime. Obviamente sus publicaciones fueron censuradas para no revelar ni el anime ni el estudio en el que participó, puesto que esto lo metería en problemas.

Animador

Hay mucho que explicar para que entiendas cómo es que se le paga a los animadores, pero en esencia es “por corte” o por fotograma”. El pago “por corte” se refiere a que el animador tiene que realizar una escena (es decir, una secuencia de fotogramas clave) para recibir su pago. Esto es bastante dinámico, puesto que no todas las escenas requieren la misma cantidad de trabajo y se pagan siempre por igual.

El otro método es “por fotograma”, y se supone que estas son las tarifas más bajas y sobre las que menos se han hecho aumentos de salario en las últimas décadas. Es este tipo de trabajo el que hacen los novatos en la industria mientras aprenden de sus superiores, así que se han estandarizado como “una especie de prácticas mal pagadas”.

Viendo la cantidad de entregas que hizo “?? (@ebinoyu)”, podemos darnos cuenta de que le están pagando por el segundo método. Su recibo de nómina muestra que hizo “4 fotogramas” para el “Episodio 1”, 63 fotogramas para el “Episodio 8” y 15 fotogramas para el “Ending”. Con un pago de 220 yenes cada uno (alrededor de 1.46 dólares) más impuestos, su primer pago mensual fue de tan solo 19,844 yenes (cerca de 132 dólares).

Animador

Dependiendo de tu país, seguramente pensarás que es “muy poco” o “mucho”, pero tratándose de Japón se trata de una cifra insignificante. Solo para que te des una idea, el salario mensual promedio en 2023 fue de 471,000 yenes. ¿Cómo se comparan 20,000 yenes contra eso? Además, muchos de los estudios tienen sede en las grandes ciudades niponas, por lo que los costos de vivir allí son altísimos, esto obliga a quienes quieran empezar en esta industria a trabajar de otra cosa o seguir pidiendo apoyo a sus padres.

¿Y cuánto ganó al segundo mes? Pues hizo 82 fotogramas para el “Episodio 1”, 49 para el “Episodio 8” y 31 para el “Episodio 2”, a una tarifa de 220 yenes cada uno, sumando un total de 35,640 yenes (tan solo 237 dólares).

¿Y un mes que se enfermó y no pudo trabajar mucho? Pues obviamente no hay salario fijo, se te paga por lo que haces. En este caso, “?? (@ebinoyu)” solo pudo hacer 4 fotogramas para el “Episodio 1” y 2 fotogramas para el “Episodio 8”, lo que a una tarifa de 220 yenes cada uno, suma tan solo 1452 yenes (casi 10 dólares).

Si te parece que estos recibos son muy viejos, te sorprenderá saber que son del año 2023, tal como lo confirmó el animador. Esta es la realidad que viven los trabajadores de la industria del anime día a día, sin sindicatos que los representen ante los líderes y sin forma de pelear por mejores salarios debido a que los estudios tienen la posibilidad de contratar animadores extranjeros que aceptan cualquier salario mediocre solo por la oportunidad de presumir en redes sociales que “trabajaron en cierto anime”.

¿Y qué opinaron en redes sociales al respecto?

  • «Pues tendrán que seguir viviendo a costa de sus padres durante un tiempo».
  • «Supongo que solo se lo pueden permitir aquellos que todavía puedan contar con sus padres».
  • «Es por culpa de quienes miran anime de forma gratuita e ilegal, los animadores sí que sufren mucho».
  • «Significa que no puedes vivir de esto a menos que tu familia te siga apoyando económicamente. Con lo tiempos que se manejan, ni siquiera tienes oportunidad de tener un trabajo a medio tiempo».
  • «Pues bueno, tendrán que llenarse el estómago con sueños e ilusiones, ¿no?».
  • «Es lo que tiene trabajar en lo que te gusta, trabajar como animador. Aún así, supongo que la satisfacción es suficiente para mitigar el horrible salario, ¿no?».
  • «Y a partir de ahora la IA hará parte del trabajo, así que ganarán menos, ¡qué cosas!».
  • «Si solo ha participado en tres meses, creo que está bien. Espero que consiga ascensos y esas cosas pronto».
  • «Y eventualmente los animadores serán innecesarios con el auge de las IA, supongo».
  • «¡Los animadores también tienen derechos humanos y laborales!».
  • «El número de fotogramas es muy escaso, si quieres vivir de fotogramas al menos tienes que hacer unos 300 al mes. Si eres un buen novato podrás hacerlo eventualmente».
  • «Animadores, cómicos y idols son trabajos que hace la gente cuyos padres tienen dinero para seguir manteniéndolos por un tiempo».
  • «No es un empleado, por lo tanto no tiene un sueldo fijo. Porque si lo contrataran la empresa estaría obligada a fijar una tasa, precisamente por esto no contratan a nadie».
  • «Pero es gratificante que tu trabajo se emita en televisión, ¿no es ese el pago suficiente?».
  • «Primero te preguntan si puedes desplazarte desde casa de tus padres, y obviamente tienes que pagar un alquiler si no puedes hacerlo».
  • «Si no terminas tu orden en diez minutos, estás en números rojos como animador. No te quejes de entrar en una industria pobre si ya sabías que lo era».
  • «Pero es desafiante y divertido, ¿no?».

Fuente: Yaraon!

source