Manic Mechanics – Review

0
60

Tras un lanzamiento poco memorable en Switch en julio del año pasado, Manic Mechanics, el título debut del estudio escocés 4J Studios llegará hoy a PC, PlayStation y Xbox, agregando no solo una nueva zona sino también el solicitado y necesario modo versus complementado con mecánicas propias para dificultar las tareas a nuestros oponentes. Por supuesto, la versión de la consola de Nintendo recibirá este nuevo contenido hoy en forma gratuita.

Manic Mechanics está ambientado en la Isla Octano y está dividido en seis zonas con más de 30 niveles únicos, comenzando con un tutorial que podremos hacer solos, pero los niveles propiamente dichos no serán tan divertidos si no estamos acompañados de otro jugador. Por eso es importante remarcar que el juego tiene una naturaleza cooperativa como también competitiva una vez que estemos cancheros con todo lo que el juego tenga para ofrecernos.

La jugabilidad es similar a la de títulos como Overcooked y Fueled Up, teniendo que trabajar en conjunto para reparar diferentes vehículos, ya sean autos, camiones y tractores, e incluso otros más inusuales como submarinos y platillos voladores. En donde se destaca Manic Mechanics, es en que cada una de las piezas (como ruedas, puertas, motores, alerones, etc.) cuentan estaciones de trabajo con controles únicos, que lógicamente tendremos que recordar si queremos dar lo mejor de nosotros y lograr obtener los tres engranajes de cada misión (o incluso superar al récord del NPC de turno). Si vemos que nuestro(s) compañero(s) se les está complicando un poco, podemos asistirlo ya que varios jugadores pueden trabajar en una misma estación de trabajo.

Por poner algunos ejemplos sobre las mecánicas, habiéndolo jugado con teclado sin problemas (más allá de que es recomendable un gamepad), las ruedas se inflan apretando la barra espaciadora varias veces en la aguja verde; las puertas y alerones se tienen que pintar manteniendo la barra y luego los direcciones para un lado y para el otro; y otras piezas como el motor, caño de escape y los resortes, los tenemos que restaurar apretando la tecla en el momento justo (en algunos casos con un direccional). Estas son las tareas más básicas, pero se entiende el punto. No es solo apretar botones (ya sea rápidamente o no) para tener las piezas listas para colocarlas.

A medida que avanzamos en las nuevas áreas de Isla Octano y sus principales referentes (cuya última etapa se presenta a modo de pelea contra jefe con más obstáculos y peligros de lo habitual), iremos descubriendo nuevas piezas y partes que habrá que combinar, tales como baterías cargadas complementadas con motores (para crear un motor eléctrico), ruedas grandes (para elaborar una rueda voladora para los Ovnis) o circuitos (para fabricar un chip), entre otras partes.

También vale la pena remarcar que en algunos niveles tendremos estaciones automáticas (como la de inflar ruedas o pintar puertas/alerones), mientras que para aquellas que combinan ítems no es necesario reparar las piezas requeridas por las mismas. Por ejemplo, no hace falta reparar un motor antes de combinarlo con una batería para que se haga el motor eléctrico. No obstante, es importante remarcar que las ruedas, por ejemplo, pueden explotar si no las sacamos a tiempo.

Sin importar la temática o las piezas de cada nivel, la experiencia de juego es la definición de juego cooperativo por excelencia, teniendo que comunicarse constantemente para ver qué partes repara uno y cuáles el otro, por más que después las cosas no siempre salgan como uno tiene previsto. Sea como sea, es imprescindible contar con un micrófono si vamos a jugar online. No solo agiliza las tareas, sino que también crea un mejor ambiente de trabajo en equipo.

Del otro lado tenemos el modo versus, que se puede jugar 1vs1, 1vs2, 2vs2, 1vs 3. El equipo de un jugador tendrá que reparar vehículos con dos partes, mientras que aquellos con dos o tres jugadores, tendrán que repararlos con no menos de tres piezas, para que sea un poco más justo -más allá de la habilidad de cada uno de los participantes.

Para agregarle un poco de condimento a las partidas versus, este cuenta con dos mecánicas características: las bombas eléctrico y la embestida férrea (que es básicamente un dash que golpea). La primera hará que se caigan (sin que se rompen o vuelvan a su estado original) las piezas colocadas en los autos (de manera que tendremos que colocarlas nuevamente), mientras que el segundo funcionará a modo de empujón para que las piezas de los oponentes caigan al piso y podamos robarlas.

Estas dos sencillas, pero sumamente efectivas mecánicas harán que el juego sea un constante riña desde ambos lados, haciendo que el dominio de los controles (y sobre todo la mecánica de apuntar y arrojar las piezas) sea el factor determinante entre la victoria y la derrota. Me hubiese gustado poder asignar el clic derecho del mouse para apuntar y el clic izquierdo para arrojar las piezas, pero lamentablemente no se pueden asignar botones del mouse. Por otro lado, también es importante mencionar que dos jugadores pueden jugar perfectamente con un mismo teclado.

Ya sea en modo cooperativo o versus, la dificultad de algunos niveles se ve incrementada aún más cuando hay ciertos peligros ambientales, ya sea propios de la temática de la zona (como carruajes fantasmas, lava o láseres) y factores característicos de la restauración de las piezas. Por poner un par de ejemplos, agarrar las piezas de la estación de pintura a veces deja manchas en el piso que si no las limpiamos (al igual que el combustible de los motores), nos podremos patinar y perder valioso segundos.

Otro caso es el de las baterías que pueden explotar y dejar fuego en los alrededores, para lo cual hay que usar extintores (que también pueden usarse para ahuyentar fantasmas en la isla de la Bahía de Banshee con temática de halloween). También podemos electrocutarnos si pasamos por charcos de agua con la batería cargada. Por otro lado, tenemos algunas líneas de ensamblaje que requieren de un ítem específico para desbloquearlas (como los chips) y así poder reparar más autos.

En cuanto al contenido del juego, dejando de lado los 40 niveles, hay algunos objetivos secundarios como desbloquear personajes luego de tocar bocina o romper cinco ítems en cada zona del mapa. En la primera zona tendremos que tocarle la bocina a unos perros, mientras que en la zona de halloween tendremos que romper las calabazas, en el arcade chocar postes de luz y en la nueva zona del parque acuático abrir unos tesoros.

Contrario a otros juegos, los personajes con un signo de interrogación nos indican cómo desbloquearlos, ya sea con las acciones previamente mencionadas u obteniendo un determinado número de engranajes en zonas específicas. Lo ideal es siempre apuntar a obtener los 3 en todos los niveles, y en lo posible vencer al mecánico de cada área, lo cual requiere de un poco más de preparación. También dependerá un poco de la suerte a la hora de recibir las partes de la cinta transportadora, que puede otorgar piezas ya hechas o reparadas, que además dan puntos adicionales al colocarlas en los vehículos.

Si bien el juego se puede terminar en 3 o 4 horas obteniendo los engranajes mínimos para desbloquear las zonas que faltan (siempre y cuando estemos jugando con alguien relativamente habilidoso, claro) hay una gran cantidad de logros como aliciente, ya sean propios de cada isla, como también otros para los cuales hay que ser sumamente ágiles y/o suertudos (como el de reparar un auto en un segundo u obtener un engranaje en 60 segundos o menos). Por supuesto, el componente más atractivo de esta nueva versión o actualización para Switch es el modo versus, más allá de que no tiene crossplay entre ninguna de las plataformas.

En cuanto a lo técnico, la versión de PC es sumamente básica, o menos que sea. No tienen ningún tipo de opciones gráficas, ni siquiera para cambiar la resolución del juego. Si están jugando en un monitor 4K, tendrán que jugar con la Escala de Resolución en 100%, de lo contrario el juego se mostrará en 1440p.

Lo mismo con un monitor 1080p con 150% de Escala de Resolución (el juego se iniciará en 720p). Al menos el V-Sync está activado por defecto, pero definitivamente hacen falta las opciones gráficas básicas de resolución, V-Sync y quizás una de escala de resolución dentro del juego, para eliminar por completo el anti-aliasing. Los tiempos de carga, contrario a la versión de Switch donde la que pueden ser un poco altos, en la versión de PC son inexistentes.

Sin mucho más para agregar, si les gustan los juegos cooperativos o competitivos al estilo Overcooked, Manic Mechanics es una compra obligada con los ojos cerrados. Es sumamente divertido, adictivo e incluso desafiante si nos ponemos como objetivo superar los puntajes de todos los Manic Mechanic, y de más está decir que es un juego ideal para jugar con amigos tanto en forma local como online, ya sea con el modo cooperativo o el modo versus.

Dado que las mencionadas mecánicas de cada estación de trabajo pueden ser un impedimento para algunos, o están lejos de ser lo ideal si queremos jugar unas partidas rápidas con gente desconocida, hay una opción de accesibilidad que permite realizar las tareas con solo mantener la barra espaciadora o el botón A del gamepad presionado. De esta manera, tranquilamente podemos presentarle el juego a un amigo o un grupo de dos o tres personas (que sepan cómo usar un gamepad, claro, mejor aún si ya han jugado Overcooked) para agilizar las cosas y empezar a disfrutarlo de inmediato en cualquier modo.

Por supuesto, conocer todos los tipos de piezas, los peligros ambientales y dominar el dash y arrojar los ítems (ya sea para colocarlos directamente en un vehículo o acercárselas a nuestro compañero) puede llevarnos un tiempo, pero precisamente es eso (las nuevas partes y mecánicas de los escenarios introducidas en cada temática) lo que hace que Manic Mechanics progresivamente entretenido y desafiante. Es una experiencia cooperativa hecha y derecha ideal para cualquier pareja o grupo de amigo que quiera un juego para trabajar en equipo o competir contra otros, con las inevitables risas o «broncas» que puedan surgir de por medio en estos party games.

Este análisis de Manic Mechanics fue realizado con un código de prensa proporcionado por 4J Studios.

Manic Mechanics – Review

Gameplay100%

Gráficos80%

Música y Sonidos80%

Multiplayer100%

Optimización/Port de PC85%

Precio85%

Lo bueno:

  • Una experiencia cooperativa sumamente divertida, adictiva y gratificante.
  • Modo versus bastante picante con mecánicas adicionales.
  • Dos jugadores pueden jugar en un solo teclado.

Lo malo:

  • Que no tenga crossplay entre las plataformas.
  • No hay ningún tipo de opciones gráficas.
  • No poder asignar botones al mouse para apuntar y arrojar las partes.

90%Nota Final

Puntuación de los lectores: (2 Votes)

100%

source