Fans debaten sobre el ‘horrible’ final de Prison School

0
153
Dentro de la industria del manga existe un nombre que los fanáticos odian y aman al mismo tiempo: Akira Hiramoto. Quizás por sí solo el nombre no te suene absolutamente a nada, pero seguramente conoces una de sus obras más populares: “Prison School“. ¿Qué persona que se haga llamar otaku no conoce o al menos ha oído hablar sobre esta franquicia?

No obstante, es probable que solo conozcas la adaptación al anime producida por J.C.STAFF y estrenada en el lejano Verano-2015 (Julio-Septiembre). Quizás quedaste tan interesado en la historia que intentaste pasar a leer el manga, solo para toparte con cientos de personas diciéndote que no lo hicieras. Y aquí es donde entra el odio hacia el autor Akira Hiramoto, puesto que los fanáticos afirman que “es pésimo escribiendo finales”.

La historia de “Prison School” se centra principalmente en Kiyoshi Fujino, quien asiste al Instituto Hachimitsu con otros cuatro chicos, siendo la única población masculina de todo el colegio. Lamentablemente para ellos, el dominio de la escuela se centra en las mujeres en dicha escuela, y no tardan en ser encerrados en la prisión escolar por parte del Comité de Estudiantes.

Pero claro, esto no se trata solo de una historia de hombres contra mujeres. “Prison School” es extremadamente popular por su variedad de situaciones eróticas y pervertidas, diseños extravagantes, sadismo, fetichismo, exhibicionismo, travestismo, entre muchas otras cosas. Además, los diseños femeninos son extremadamente eróticos, mostrando pechos, pezones y culos.

Generalmente un manga que es conocido por sus sensuales chicas no tiene una gran historia que ofrecer, pero “Prison School” fue la excepción en su momento. Aunque la historia avanzaba lento, se complementaba con situaciones de comedia y erotismo, una tras otra. Aunque algunos afirman que eventualmente el autor se quedó sin ideas para desarrollar la parte erótica del manga, por lo menos se mantenían al tanto en un curioso triángulo amoroso que había surgido entre tres personajes: Kiyoshi, el protagonista; Chiyo, hermana de la presidenta del consejo e interés amoroso de Kiyoshi desde el principio; y Hana, secretaria del consejo que desarrolla sentimientos por Kiyoshi tras sus múltiples encuentros.

Aunque la historia ya tenía a una ganadora, la otra se negó a perder y llevó a cabo su último plan. Todo esto terminó en que aparentemente ninguna de las dos ganó, y el autor terminó la historia de una forma abrupta y absurda. Muchos opinan que, de hecho, el final fue acorde al manga, debido a que desde el principio fue una historia absurda como tal.

Fueron los propios fanáticos quienes, por sí solos, empezaron a hacerse ilusiones de un manga de comedia erótica como “Prison School” de repente empezara a involucrar temas de romance y triángulos amorosos, cuando no era la esencia de la obra. De cualquier forma, la mayoría fue la que pensó de esta forma, y el final en donde Chiyo se convierte en la presidenta del consejo estudiantil para seguir torturando a los hombres (algo totalmente en contra de como se supone que era su personalidad) sigue siendo etiquetada como una de las peores conclusiones en la historia del manga.

El impacto fue tal que, incluso aunque intentó hacer nuevas historias como “RaW Hero” y “Futari Switch”, el autor nunca pudo volver a replicar el éxito de “Prison School” debido a que toda su base de fanáticos le dio la espalda. Pero, ¿qué tienen que decir hoy en día? Revisemos:

  • «El final es un gran “vete a la mierda”, no hay lógica detrás, los personajes actúan en contradicción con su personalidad original».
  • «Chiyo pensaba que Kiyoshi era un buen tipo, que no era un mentiroso ni un pervertido. Cuando Chiyo lo vio usando las bragas de Hana, su imagen perfecta de Kiyoshi se destruyó. Darse cuenta de eso y recibir una lluvia dorada en su propio cumpleaños de un tipo al que respetaba la llevó al límite. Podemos asumir que todo ese trauma la convirtió en una misándrica como su hermana, y es la razón por la que al final Kiyoshi dijo que no había cambiado nada desde el principio. Siempre fue un mentiroso y un pervertido, y solo Hana lo aceptó por como era desde un principio».
  • «Bien dicho, Chiyo tuvo exactamente el desarrollo opuesto que tuvo Mari, quien comenzó a odiar a los chicos por razones infantiles e insulsas hasta que se vio obligada a trabajar con ellos especialmente con Kiyoshi (el real, no la fabricación que jugó para Chiyo) llegando a un punto en que ya no podía odiarlos más. Mientras que Chiyo confió en un chico por razones infantiles e insustanciales y nunca maduró de esa etapa ni cuestionó las afirmaciones de Kiyoshi a pesar de todas las banderas rojas que lo rodeaban, esa es la razón por la que la primera fue capaz de seguir adelante mientras que la segunda no pudo manejar la revelación».
  • «Si se tratara de una serie de anime normal estaría de acuerdo contigo, pero para una comedia ecchi no quería nada profundo que me entristeciera durante unos días, sólo quería un final feliz y satisfactorio. Soy el tipo de persona que se obsesiona con los personajes y los posibles futuros para ellos después de que todo termine».
  • «De alguna manera autor logró encontrar la manera de dejar a todos los personajes del triángulo amoroso miserable y terminarlo de la manera más insoportable posible. Es raro encontrar un manga con final más malo que Usagi Drop (por lo de que lanza todo el desarrollo de los personajes que suceden antes de la papelera), pero aquí estamos».
  • «Estoy de acuerdo, yo también empecé a leerlo por la comedia y el ecchi, si quisiera este tipo de cosas profundas y tristes leería una historia que se centrara en eso y allí se mostraría mejor a diferencia de la prisión donde es comedia ecchi, pero ir tan profundo en este tipo de historia sólo arruina ambos aspectos de la misma. No hay un final feliz o satisfactorio en lo absoluto, todos terminan tristes y miserables y el autor arruino el personaje de Chiyo completamente y la hizo peor de como era Mari».
  • «Si Kiyoshi era una mierda, ¿qué pasa con Mari, por no hablar de Meiko y Hana? Kiyoshi nunca torturó a nadie. El consejo se lo hizo a los chicos, tanto física (con castigos que matarían a cualquier persona real) como psicológicamente, ¿y todo esto por qué? Porque, siendo una lesbiana que odia a los hombres, Mari quería expulsar a los chicos, les pasara lo que les pasara. En serio, cambia el género y dime que sigues viendo a Mari como alguien positivo, que madura. Al final, sigue en sus trece y sigue despreciando a los hombres, cuando en realidad ella es basura absoluta, no los chicos».
  • «La verdad es que me gustó mucho la historia, ¡con todos esos planes, contraplanes y planes de contingencia! El autor incluso consiguió transformar algo tan común como un beso en algo enorme y sobrecogedor (al menos para mí). Si no fuera por la extrema violencia gráfica, el primer arco sería una obra maestra. Sólo puedo suponer que la tortura se introdujo como una fantasía de poder para las lectoras, un intento de atraerlas a un manga ecchi que de otro modo no les interesaría. Incluso he leído comentarios de algunas en los que declaran alegremente que son como Meiko o Hana. Sí, realmente algo de lo que estar orgulloso».
  • «Sé que llego tarde a la fiesta, pero incluso años después sigo sin poder superar este final. Hay algo de verdad en lo que dices, pero en mi sincera opinión, al autor simplemente se le acabaron las ideas (para cumplir un plazo o lo que sea). Todo el Arco del Festival, excluyendo las escenas que incluían a Hana, era basura y para cuando tuvo que salir el volumen final, no hicieron avanzar la historia lo suficiente como para sacarle un final decente. Te aplaudo por buscarle sentido a esto y sacar lo mejor de ello, pero a veces la cruda verdad es: en realidad no hay ningún sentido».
  • «Me encanta Prison School, pero ese final me cabreó. Tanto tiempo y esfuerzo puesto en los personajes sólo para tirarlos a la basura se siente casi como un “Vete a la mierda” por el autor. Estoy convencido de que lo hizo a propósito».
  • «Incluso si fue una jodienda intencionada por parte del autor, estoy de acuerdo. Es un poco da sus propias opiniones sobre el final, así como sus diferentes opiniones. Estoy bastante seguro de que esta es una opinión común, pero creo que el arco del festival es un poco aburrido. Me han dicho que en la serie abundan los juegos de palabras, especialmente durante este arco, en el que se alargó para que se dijeran un par de juegos de palabras tontos. Si entendiera japonés, seguro que este arco sería más ameno y comprensible. También le da a la serie una nota ridícula, no es que no fuera ya bastante salvaje».
  • «Acabo de llegar al final y… me ha dejado un mal sabor de boca. Hana y Kiyoshi eran lo mejor, y aunque quería que acabaran juntos, no quería que fuera por sabotaje a Chiyo. Quería que Kiyoshi empezara a valorar lo que tenía con Masa. En realidad Masa ni siquiera acabó confesándose y la última emoción que tuvimos de él hacia ella fue rabia. Y ese último panel de “los hombres son basura” fue innecesario. Y ya que estoy despotricando, el arco de la Batalla de Caballería dio una nueva definición a como hacer un manga lentísimo».

Fuente: Reddit

source