PC Health Check no es tajante: averigua tu compatibilidad con Windows 11 – Profesional Review

0
44

Microsoft anunció PC Health Check como una herramienta exclusiva de Windows 11, la cual estaba disponible para Insiders. Ahora, hay una versión pública de esta herramienta que es posible instalar para comprobar si nuestro equipo es compatible con Windows 11.

A pesar de lanzarla pronto, luego la retiró con el argumento de lanzar una versión actualizada antes de Windows 11. Lo cierto es que ya podemos descargar esta herramienta desde la página web de Microsoft, y ahora podremos comprobar si nuestro PC es compatible con Windows 11.
Índice de contenidos
PC Health Check
PC Health Check es una aplicación que ha lanzado Microsoft para comprobar si nuestro PC puede ejecutar Windows 11, avisándonos de qué requisitos no cumplimos. Se descarga en la página oficial (deslizar abajo del todo) y nos muestra un resumen rápido de nuestro ordenador, así como de ciertos detalles relevantes:
Sin embargo, el fin principal de la aplicación es el de comprobar si nuestro equipo es compatible con Windows 11. En mi caso, tengo un portátil de 4 años de antigüedad, como bien expresa el programa, y no es compatible con los requisitos que impone Microsoft para actualizar a su próximo S.O.
PC Health Check
Efectivamente, un procesador Intel Core de 6ª generación no entra dentro de los procesadores compatibles de Windows 11, indicándonos el programa un enlace para ver qué CPUs son admitidas. Dicho esto, hay cierta controversia con las CPUs, siendo más importante tener el chip TPM en nuestra placa base.
Por otro lado, el arranque seguro hace referencia al CSM, una opción que se activa fácilmente desde la BIOS. Es más, en el mismo aviso hay un enlace que nos redirige a un tutorial de Microsoft para conseguir hacerlo más sencillo.
La mayoría de placas base modernas lo incorporan, otro caso distinto es que esté desactivado vía BIOS, pero tranquilos porque es posible activarlo fácilmente (es solo una opción). En mi caso, mi PC tiene TPM 2.0, como así lo vemos cuando desplegamos «ver todos los resultados».

En definitiva, no podría actualizar a Windows 11 simplemente por el modelo de procesador que tiene instalado mi portátil. El portátil es de 2015, pero mi sobremesa que es de 2017 y está equipado con un Ryzen 5 1600 tampoco es compatible en lo que a CPUs se refiere. En cambio, sí he logrado instalar Windows 11 sin problemas en el PC AMD.
Hay capturas rondando por la red en las que una Microsoft Surface Go no es compatible con Windows 11 según PC Health Check por culpa del procesador que tiene. Lo más irónico de todo es que Microsoft anuncia que el procesador de la Surface Go sí que es compatible con Windows 11, pero PC Health Check dice que no.
Esto se debía a la primera versión de la aplicación, por lo que Microsoft empezó a trabajar en herramientas de verificación. Dicho esto, hay proveedores que están ofreciendo paquetes de actualización para facilitar la instalación de Windows 11 a empresas: placas, procesador y RAM nuevos.
¿Qué dice Microsoft? Nada claro. Por un lado, admitió que las instalaciones son posibles en PC incompatibles, pero que podrían no recibir actualizaciones, ¡¿qué?! Es un sin sentido, y en las oficinas de Microsoft no tienen clara la estrategia a seguir desde el «escándalo» del TPM.
Una cosa está clara: PC Health Check no ayuda porque no ofrece veredictos definitivos y solo causa más confusión al usuario.
¿Quieres instalar Windows 11 sin dudas? Pues, nosotros te ofrecemos la guía que necesitas para no llevarte sorpresas:
CPU
2 núcleos mínimo
4 GB como mínimo
Almacenamiento
Con arranque seguro (CSM)
TPM
Con DirectX 12
Monitor
Necesitas conexión a internet
Si tu equipo no cumple con los requisitos, te interesará saber hasta cúando habrá actualizaciones en Windows 10: octubre de 2025. Así que, tendremos unos 3 años para cambiar de PC para poder funcionar con Windows 11, salvo que el lanzamiento sea un desastre y Microsoft dé 2 pasos atrás.
Todo este «jaleo» viene porque Microsoft se ha tomado muy en serio la seguridad en su próximo sistema operativo, por lo que su objetivo es proteger al usuario de todas las vulnerabilidades que se han dejado ver en los últimos años.
¿Pasado octubre de 2025 qué hago? Pues nos queda la opción de pasar a Linux o usar Chrome OS, que para la mayoría de los mortales es suficiente. Es más, muchísimos colegios y universidades usan Chrome OS porque es gratuito y es perfectamente apto para equipos de gama baja.
Sin embargo, los requisitos de Windows 11 no son tajantes, así que os recomendamos la lectura sobre ello.
Te recomendamos los mejores procesadores del mercado
¿Vuestro equipo es compatible?

En Profesional Review encontrarás todos los análisis, noticias y tutoriales más interesantes. Especialistas en hardware, configuraciones de PC, periféricos, software, smartphone y cualquier producto tecnológico que veamos interesante. ¡Únete a nuestra comunidad!

source